Hace unos días, el Alcalde de Linares anunció que mediante el Decreto Nº 2865 establecería una “Ley seca” para los primeros 7 días de cuarentena en su comuna.

En el diario Las Últimas Noticias (Entra a leer) nos consultaron al respecto. En particular, en base a la Ley Orgánica de Municipalidades y la Ley sobre Expendio y Consumo de Bebidas Alcohólicas, los Alcaldes no tienen atribuciones para decretar el cierre general transitorio de botillerías como tampoco para prohibir la venta de alcohol en sus comunas. Si bien las patentes de alcoholes dependen de los municipios, la ley es clara en señalar que medidas como la clausura, la cancelación o caducidad de la patente, entre otras, sólo corresponden ser aplicadas como una sanción que debe ser tomada y motivada caso a caso por infracción a la ley, y no como una medida preventiva en razón a motivos sanitarios. Además, cabe hacer presente que durante la vigencia del estado de excepción constitucional, la restricción extraordinaria de derechos fundamentales (como el derecho de propiedad o la libertad económica) es una atribución que radica exclusivamente en el Presidente de la República, pudiendo delegarla en los Jefes de Defensa Nacional de cada región, quienes en conjunto con los Seremi de Salud, podrían decretar el cierre transitorio de botillerías u otros comercios similares que vendan bebidas alcohólicas.

En conclusión, los alcaldes no tienen atribuciones para decretar el cierre de ningún tipo de establecimiento comercial amparado en el Estado de excepción constitucional. Si así fuese el caso, como ha ocurrido en Linares, los particulares afectados siempre contarán con las acciones constitucionales, como el Recurso de protección, para hacer valer sus derechos”.

Eduardo Faúndez Sánchez

Asesor legal e inmobiliario / Derecho PUCV

eduardo@montoyaviera.cl

Montoya & Viera

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *